El tiempo - Tutiempo.net
Jueves, 01 Noviembre 2018 18:27

Ducoté dijo que detrás del reclamo por las termoeléctricas hay intereses "inmobiliarios”

Aseguró que en las consultas que se hacen en Villa Rosa, solo hay quejas en barrios cerrados, y no en abiertos. Y señaló que vecinos de countries  le plantearon que los valores de las viviendas descenderán, pese a que hacen referencia al impacto ambiental.

El intendente Nicolás Ducoté expuso que el reclamo por la polémica instalación de las termoeléctricas en Pilar tiene un tinte “inmobiliario” y no tanto ambiental, como sostienen los vecinos.

Las termoeléctricas ubicadas en Villa Rosa en el límite con Escobar, siguen generando rechazo por parte de vecinos, es cierto algunos de barrios cerrados, pero también otros que tienen casas quintas en la zona, quienes apuntan a la posible contaminación que generarán las usinas, por las emanaciones del gasoil que quemarán los motores (pese a que también usarán gas natural), el uso intensivo del agua de pozo y los ruidos molestos.

"El ruido es insoportable, llegan a temblar los vidrios de algunas casas y alcanzan los casi 90 decibeles", aseguraron los habitantes de la zona.

Este último aspecto, de hecho, es el que más quejas comenzó a generar hace varias semanas, de la mano de una serie de pruebas que están haciendo las empresas APR Energy y Araucaria.

Según pudo saber Pilar de Todos, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sosotenible (OPDS) realizó una serie de controles en el lugar, y se habría multado a APR, ya que no informó los testeos que iba a realizar ni cumplido con el plan de insonorización.


Las plantas aún no están habilitadas por la Comuna, pero pueden hacer esos testeos que, había asegurado la Municipalidad, se iban a extender un mes (ese tiempo ya se sobrepasó), y se llevaban a cabo con el objeto de justamente  ver cuánto ruido generaban, y así aplicar un plan de insonorización, con la instalación de paneles, aislamiento de los motores y barreras forestales.

Sin embargo, el plano ambiental, al menos según lo que expuso Ducoté, no sería el principal temor de los vecinos, sino el inmobiliario.

“No me he encontrado en muchos barrios abiertos una preocupación o un reclamo fuerte por las termoeléctricas, como me encuentro en los barrios cerrados. Y eso le puede pasar a cualquier investigador social que va a los barrios 9 de Julio, Luchetti, barrios que están a 700 metros (de las plantas), y si preguntás cuáles son sus preocupaciones, no mencionan a las termoeléctricas”, expuso el mandatario local en diálogo con Pilar de Todos.

“Sí pasa en barrios cerrados, en donde los primeros planteos que recibí fueron por cuestiones inmobiliarias, en donde me decían que iban a caer los valores de las propiedades, o que eligieron vivir con ciertas condiciones. Es un reclamo genuino, pero pesa más lo inmobiliario, y no lo ambiental”, agregó.

Las plantas fueron instaladas en medio de áreas residenciales, luego de una polémica ordenanza del Concejo Deliberante, que decidió transformar parcelas de uso complementario club de campo y rural en exclusivo industrial.

Un grupo de vecinos presentó una demanda en la Justicia, que aún se tramita en la Corte Suprema de la Nación, donde reclaman que las usinas sean trasladadas a otras áreas.

Te puede interesar Medio Ambiente

Estudio Castro
Camioneros - Banner