El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 11 Marzo 2018 23:18

Ducoté se mostró preocupado por la baja recaudación en el inicio del año

Expuso que en enero y febrero no se llegó a la meta prevista en el presupuesto, lo que lo obliga a ser cauto con el gasto. También señaló que habrá demoras en obras financiadas por Nación y Provincia.

El intendente Nicolás Ducoté se mostró preocupado por la baja recaudación que se registró los dos primeros meses del año, lo que lo obliga, expuso, a ser cauto a la hora de gastar los recursos Comunales.

En una entrevista con Pilar de Todos, Ducoté señaló que enero y febrero estuvieron por debajo de las expectativas en cuanto a los ingresos que se nutren de tasas propias, sobre todo porque se trata de meses donde varios contribuyentes, chicos y grandes, optan por cancelar obligaciones de manera anual. 

 

-¿Qué tan mal estuvo la recaudación local los dos primeros meses de 2018?-, preguntó Pilar de Todos al mandatario.

-Enero y febrero son típicamente los meses más fuertes del año. Cuando distribuimos la recaudación a lo largo del año, en enero y febrero hacemos una curva más alta. Cuando hicimos la proyección de este año, con un aumento del 30% anual por ejemplo, pensábamos que enero y febrero iban a estar en un 36% por lo menos respecto al año pasado, para luego caer en los otros meses, pero no ocurrió.

 

-¿Qué tanto cayó?

-Tengo que ver el detalle de los números, pero no estamos en los niveles previstos.

 

-¿A qué atribuyen esa baja?
-En realidad es una caída según lo proyectado, es decir el presupuesto. En términos nominales se recaudó más que el 2017, pero no en los niveles preestablecidos. No sé si será por las vacaciones, o alguna otra causa, pero ese 36% arriba no se dio. Pensábamos entonces que quizá en febrero se iba a dar, pero tampoco fue así, no alcanzamos nuestras expectativas. Creo que la gente está estirando un poco más el año, viendo cómo viene la economía.

 

-¿Pero no creen que el incremento del inmobiliario de ARBA, la propia suba de las tasas locales, la inflación, hacen que la gente se frene a la hora de pagar o tenga que elegir?

-Sí, podrían estar dándose algunas de esas cosas. La persona jurídica, es decir empresas, es donde más incertidumbre tengo. En lo que respecta al contribuyente físico, sí hay una suma de esas cosas. Quizás la gente se está guardando para lo indispensable, como la luz o el gas. Además, en estas semanas, el tema de la canasta escolar influyó también. El que pagaba en febrero destinó ese dinero para la compra de los útiles y eso retrasa un poco nuestros ingresos. La factura promedio de la Municipalidad estará ubicada en 150 o 200 pesos, no es una cantidad enorme, pero es el valor de varios útiles escolares.

 

-¿Y en el caso de las empresas, que adelantaban todo el año en enero?

-En los grandes contribuyentes mi sospecha es que haya una estrategia financiera. Convienen más los plazos fijos, las LEBACS, que el descuento que hace la Comuna, pero es una hipótesis. La semana que viene me reuniré con el subsecretario de Ingresos Municipales (Juan Carlos Mairano) donde analizaremos más en detalle el comportamiento de ese tipo de contribuyentes. Queremos ver exactamente en qué tasas no llegamos a lo previsto, porque a veces miramos los globales y no la conducta de cada contribuyente. Quiero ver esas empresas que pagaron en enero y febrero el año anterior todo el período, para saber qué pasó en este 2018. Tratar de ver si podemos identificar algún causal y si es razón para preocupación o no. 

 

 -¿Esto implica que ya estén pensando en algunos recortes?

-No, pero sí condiciona, como por ejemplo en la discusión paritaria. Porque la decisión de la suba salarial la tomás sobre la proyección. El año pasado pudimos pagar lo que prometimos. Pero este año, les dije a los gremios que entren en razones y vean los ingresos. No puedo ser tan generoso, aunque después se puede corregir si da bien la proyección. Tengo que llamarme a la prudencia, por eso mi propuesta es del 15% en tres tramos. Entiendo que los gremios pidan más, pero les dije que tiene que cambiar la realidad. Yo no puedo comprometer lo que la Municipalidad no puede pagar.

 

 -¿Y en cuanto a las obras? ¿Esto se traduce en demoras o la cancelación de algún proyecto? 

-Los últimos dos años y particularmente el primero, arrancamos con el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), un mecanismo de financiamiento de Provincia que ahora no tenemos. Eran dineros que llegaban automáticamente y nos permitieron hacer muchas obras. Ahora desde Provincia nos dijeron que nos van a dar prácticamente el mismo dinero, calculamos unos 240 millones de pesos para este 2018, pero que ingresarán conforme se vayan firmando convenios y aprobando obras. Y eso demanda tiempo. Por ejemplo ya estamos en marzo, y aún no nos sentamos a hablar de esos convenios específicos. Quizá arranque el proceso este mes, se firme algo en abril o mayo, y la obra comience en junio o julio. Lo mismo nos pasó con retrasos de fondos de Nación. Por ejemplo eso ocurre con las obras de la calles Saraví, O´Higgins, Argerich, Serrano, Acevedo. Es decir una serie de calles que van pautadas con un esquema de pagos. En diciembre (de 2017) Nación pisó la caja, y en enero y febrero no la abrió todavía. El pago del primer tramo de Saravi entró hace pocos días -unos 3 millones de 8 millones que faltan. Son cosas que las hablé con Marcos Peña (Jefe de Gabinete de la Nación) y me dijo que están siendo prudentes ellos también con la caja, quieren un ordenamiento parejo, muy fuerte en el sentido de ordenar las cuentas y reducir el déficit.

 

 

-Si con fondos locales casi no se puede, y Provincia y Nación no envían fondos, ¿no va a haber obras en 2018?

 -Sí, y mucha. Lo que va a terminar pasando es que estará muy cargado de obras el segundo semestre. Lo ideal sería un ritmo parejo en todo el año, porque incluso desde la gestión a un intendente le sirve más, porque puede licitar con más orden, y no es lo mismo controlar 30 obras que 60. Pero las obras se van a ver. Sí se nos encendió una luz amarilla que nos obliga a ser prudentes y responsables con el gasto. No hay recortes o ajustes todavía, pero vamos a ir mirando y administrando con cuidado los recursos, como hicimos hasta ahora.

Te puede interesar Política

Estudio Castro
Camioneros - Banner