Mediodía de terror para una comerciante pilarense al ser asaltada a punta de pistola Foto Facebook Casa Limpia
Martes, 17 Octubre 2017 19:34

Mediodía de terror para una comerciante pilarense al ser asaltada a punta de pistola

Un delincuente ingresó a su local de la calle Chacabuco. Tras amenazarla, se alzó con unos 12 mil pesos y un celular. Antes de huir le exigió que se tirara al piso y contara hasta 100.

Un mediodía de terror fue el que vivió una comerciante del centro de Pilar cuando fue asaltada a punta de pistola por un delincuente que tras la intimidación logró huir con cerca de 12 mil pesos y un teléfono celular.
El episodio se registró en el local "Casa Limpia Pilar" que se dedica a la venta de productos de limpieza, entre otros, y está ubicado en la calle Chacabuco esquina Tucumán.
La víctima, Patricia Merello, contó a Pilar de Todos el peligroso momento que le tocó vivir y se mostró molesta por la falta de patrullaje policial en la zona.
"Era un muchacho solo, de poco más de veinte años con un revolver. Se llevó un celular y todo el dinero de la caja. Cuando entró, lo hizo con la intención de hacer una compra, pero una vez adentro mostró el arma que la llevaba escondida debajo de la remera", relató Merello.
El joven delincuente, traspasó el mostrador y así accedió a la caja, donde se hallaba el dinero de las ventas.
"No quería que lo mirara y por eso me dijo que me tirara al piso y que contara hasta 100 para luego levantarme. Una vez que se fue, llamé a mi hijo y a la Policía", continuó la comerciante.
Para intentar cuidarse de los robos, en poco días más la mujer tenía planificada la instalación de cámaras de vigilancia dentro del local pero, asegura, los delincuentes no le dieron tiempo.
Merello reclamó que en la zona no hay cámaras en la vía pública y se preguntó "dónde está esa policía que todos pagamos".
"Los agentes de la Policía Local que perfeccionaron para que nos cuidaran; acá no se ven. Pero sí se los ven en los shoppings. Los patrulleros no pasan nunca; nadie nos cuida", se enojó la víctima del robo.
Tras el episodio, Merello completó que es la segunda vez que vive una situación extrema. La anterior, contó, fue en el mes de febrero cuando en plena calle Tomás Marquez delincuentes la abordaron violentamente para robarle su camioneta.
"No pertenezco a ningún partido político, solo quiero lo mejor para mis hijos. Y me resisto a vivir pensando que gracias a Dios no me tocaron o no me pegaron un tiro. Trabajo todos los días para poder mantenerme; ¿Por qué tiene que venir alguien de afuera y llevarse lo que yo trabajo?", se lamentó la mujer.

Te puede interesar Policiales

Diego Vivas