El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 14 Diciembre 2018 01:14

“Una tosquera bien manejada no está claro que sea un problema ambiental”, insiste el gobierno

El Municipio quiere volver a habilitar canteras en el distrito, prohibidas desde 1995. Señalan que son necesarias para abaratar costos del material que se usa para calles de tierra.

El Municipio insistirá con el proyecto que busca autorizar una nueva tosquera en Pilar, emprendimientos prohibidos en el distrito desde 1995.

Pero además, señalaron desde la gestión del intendente Nicolás Ducoté que también están dispuestos a “dar el debate” que permita revisar la legislación que las vedó a mediados de los 90, una posibilidad que ya generó un enorme rechazo en sectores de la oposición y ambientalistas.

“El proyecto que se haga tiene que tener todo el análisis, las aprobaciones y la legalidad del caso. En lo que es la discusión más general, el intendente ya manifestó que está dispuesto a abrir el debate, porque es un tema que se puede revisar, hay que hablarlo y discutirlo. Y si hay que modificar normas, se modificarán en el Concejo Deliberante, que es el ámbito que corresponde”, manifestó el Jefe de Gabinete, Juan Pablo Martignone.

“Pilar, siendo un distrito con 9 mil cuadras de tierra, hace un consumo intensivo de tosca, y la va a seguir consumiendo por mucho que sigamos batiendo record de asfaltos, y además también  en se usa para hacer el asfalto. El costo de tosca para el Municipio es 70% flete y 30% del material en sí, con lo cual hay un incentivo, al menos desde lo económico de decir si tengo que traer tosca la quiero traer del lugar más cercano posible”, agregó.

Martignone continuó, en una improvisada rueda de prensa, que “no se trata de poner una tosquera en cualquier lado”, y añadió que no hay pruebas contundentes que indiquen qué daño podrían generar.

“No está hasta ahora para nada claro específicamente cuáles son los daños que podría provocar una tosquera. Claramente una tosquera mal manejada, que después se usa como relleno, es una catástrofe y eso hay que evitarlo. Pero una tosquera bien manejada, no está claro que sea un problema ambiental, y de hecho la OPDS las habilita. Bien hechas, bien manejadas y remediadas, no son un problema. Mal hechas, por supuesto que sí, como un ascensor mal hecho que se pude caer, y no por eso los prohibimos”, sostuvo el funcionario.

Martignone aseguró que no hay apuro en que el tema se debata en lo inmediato, e incluso expuso que no sería gravísimo que no haya consenso para derogar la ordenanza de 1995.

 

“Antiético es mentir”

El jefe de gabinete, además, apuntó contra sectores de la oposición, a quienes acusó de querer sembrar dudas y sospechas sobre el tema.

Martignone rechazó que haya incompatibilidades o falta de ética en que el desarrollador esté vinculado con quien fuera hasta hace poco funcionario municipal, por Ricardo Elliot, titular del emprendimiento.

“Que un exfuncionario o su familia tengan un campo y hagan un negocio entre privados, no veo cuál es la parte antiética. Antiético me parece salir a tratar de manchar innecesariamente, hablando de cosas que no existen. Antiético es mentir, decir que esto es un negocio con el Estado, algo que no existe. Se salió a decir que esto está armado para una licitación municipal de tosca (por 13 millones de pesos), lo que me parece una mentira patética. Las licitaciones las hacemos todos los años, porque por supuesto tenemos que comprar tosca, y lo hacemos de manera transparente. Cuando (Federico) Achával y (Santiago) Laurent compraban tosca no licitaban, ahora sí”, siguió el funcionario, en alusión a uno de los espacios políticos, el Frente Pilarense, que alzó la voz en contra de la idea.

Martignone insistió en que no se van a acelerar los tiempos, ya que, planteó, “es una discusión compleja, que viene con una carga  crítica y emotiva muy grande, con una cantidad de falsedades y falta de información respecto al impacto de este tipo de operaciones genera”.

“En temas ambientales hemos hecho enormes avances, (aunque) queda muchísimo por hacer. Hemos tenido que avanzar en la zona de Parada el Gallo con algunas cuestiones muy puntuales, con empresas con muy malas prácticas. Estamos trabajando con los vecinos de manera activa, como en casos del Parque Industrial o el corredor de Villa Rosa. Hemos logrado corregir algunas prácticas industriales que no eran del todo buenas, clausuramos plantas y operaciones que estaban haciendo mucho daño, por lo que sería muy injusto con respecto a esta gestión no señalar que hemos tenido en lo ambiental un montón de avances y cooperación con la gente que está más sensibilidad sobre este tema”, finalizó.

SEGUÍ LEYENDO:

 

Te puede interesar Medio Ambiente

Estudio Castro
Camioneros - Banner